1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://celulares.about.com/od/Trucos/a/Guia-Para-Resolver-Problemas-Con-Tu-Celular-i.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

You can opt-out at any time. Please refer to our privacy policy for contact information.

Comenta en el foro

Guía para resolver problemas con tu celular (I)

Pérdidas o robo; caídas al agua; ruptura de pantalla; encendido

Por

Qué hacer si tu teléfono móvil cae al agua

Qué hacer si tu teléfono móvil cae al agua

Getty Images
Búsquedas relacionadas
  • t 250
  • anota
  • roban
  • esn
  • meid
  • accidentes
  • Ya conocemos los enormes esfuerzos que hacen los gobiernos de algunos países como Estados Unidos para evitar el robo de smartphones, así como también lo común de los casos de extravío o pérdida de teléfonos celulares, estos pequeños equipos portátiles tan útiles como susceptibles a gran cantidad de accidentes e inconvenientes técnicos, como caídas al agua, la ruptura de sus vistosas pantallas o problemas de encendido. En este artículo encontrarás una guía para resolver estas situaciones que inesperadamente se presentan con tu equipo móvil.

    Si el celular se pierde o lo roban

    Los teléfonos celulares inteligentes son equipos móviles costosos que contienen información privilegiada de su propietario, familiares y amigos, que pueden ser objeto de robos o pérdidas por descuido u olvido del propio usuario. Hay pasos muy importantes que se deben seguir antes de que suceda una cosa u otra, como por ejemplo los siguientes:

    1. Tan pronto hayas adquirido tu celular, anota el código IMEI, ESN o MEID del teléfono (generalmente se encuentra en una etiqueta debajo de la batería o en el menú de configuración), con el cual podrás bloquear su funcionamiento de ser necesario.

    2. Utiliza un software de seguridad para tu teléfono.

    3. Establece claves de acceso (password) que únicamente sepas tú.

    4. Crea un backup o copia de la información que tienes en el smartphone y guárdala en tu computadora.

    5. Configura opciones para mantener activos los recursos de localización como el GPS. Te servirá para ubicar el celular en caso de robo o pérdida.

    6. De estar en tu presupuesto es recomendable agregar un plan de seguro al aparato.

    7. Activa otras herramientas de protección.

    En caso de tener poca fortuna y ser víctima de un robo o el extravío del smartphone, lo primero que se debe hacer es comunicarse de inmediato con el proveedor de telefonía celular con el que se tiene la cuenta, con la finalidad de informar lo sucedido para que suspenda el servicio. Apuntar muy bien la hora en que se formuló la llamada y el nombre del operador u operadora que recibió la notificación. No está de más hacer una denuncia en la policía sólo para obtener un registro oficial en caso de robo. Chequea la garantía y el seguro del celular. Después de reemplazar el teléfono, activa la cuenta.

    El aparato se cayó al agua

    En el mercado encontramos teléfonos celulares que cuentan con certificación por su resistencia al agua (Sony Xperia Z y Xperia V, Panasonic ELUGA, Samsung Rugby Smart, Huawei Ascend D2, etc.), pero como en realidad son una minoría y posiblemente no tienes uno de ellos, lo primero que te aconsejamos es cuidar tu equipo de un chapuzón involuntario en el agua. Ahora, si esto ocurre, sácalo lo más rápido posible para que esté el menor tiempo sumergido y sean mayores las posibilidades de salvarlo. Si cuando cayó estaba encendido, después de extraerlo del agua apágalo inmediatamente antes de que ocurra un corto circuito y todo esté perdido. Una vez fuera del líquido, colócalo en papel absorbente o en toallas suaves mientras quitas todas las partes removibles: tapa, batería (con la máxima prioridad), tarjeta SIM, tarjeta microSD, y cualquier periférico que le tengas anexado al teléfono. En la parte posterior donde se encuentra la batería, observa un pequeño rectángulo que generalmente es de color blanco, si está rosado o rojo lo más probable es que el smartphone se haya dañado por el agua. A continuación ocúpate de hacer lo siguiente:

    1. Seca con papel absorbente escrupulosamente y con delicadeza cada parte, y en especial el cuerpo del teléfono.

    2. Trata de no mover demasiado o innecesariamente el celular. De tener aún líquido en su interior los movimientos facilitarán que este se desplace.

    3. Puedes emplear una aspiradora para absorber el líquido del interior del dispositivo.

    4. El máximo tiempo posible (de por lo menos 24 a 48 horas), introduce el teléfono en un envase lleno de arroz crudo que lo cubra en su totalidad, aunque es preferible utilizar gel de sílice, el cual es un deshumificador económico que se vende en la mayoría de tiendas de artesanías y manualidades. Por lo general, lo encontramos en artículos nuevos, como zapatos y electrónicos, recuerda esos saquitos repletos de bolitas transparentes.

    5. Mientras esté dentro del material deshumidificador, rota el dispositivo móvil cada hora para que la humedad se absorba de manera pareja.

    6. Después de transcurrido el tiempo necesario en el material secante, coloca por un buen rato el celular en una superficie plana encima de papel secante o de una tela de algodón absorbente. El motivo de este paso es observar algún rastro de humedad proveniente del aparato. Si todavía tiene, repite el paso de la aspiradora y el deshumidificador.

    7. Tras aguardar otras 24 horas, notas que ya no tiene indicios de humedad, sólo resta tomar la decisión de llevar el equipo a un técnico para su verificación o de lo contrario procede tu a chequear y limpiar de nuevo cada puerto, colocar las tarjetas y batería. Enciéndelo… si prende, evalúa ruidos y su funcionamiento.

    8. ¿No responde al encendido? Entonces, saca la batería e intenta de nuevo, en esta ocasión con el cargador enchufado. Si prende de esta forma, probablemente deberás comprar una nueva batería. Si nada de lo anterior funciona, llévalo a un distribuidor autorizado, sin ocultar el hecho de que pasó por agua. Es probable que él te pueda ayudar.  

    Acto seguido, aquí tienes cuatro NOtas importantes para tu seguridad y la del teléfono:
    A. Si por casualidad el celular cayó al agua enchufado con el cargador, NO intentes sacarlo. Esta acción puede agravar la situación y poner en riesgo tu vida. Recuerda que el agua y la electricidad no deben juntarse, porque se vuelven muy peligrosas. En este caso, llama a un profesional y pregúntale los pasos a seguir, como el de cortar la corriente eléctrica, etc.
    B. Para secar el celular NO debes usar bajo ningún concepto el secador de pelo, el microondas o nada que caliente el teléfono, ya que el exceso de calor, además de dañarlo permanentemente, puede llegar a ser tan peligroso al extremo de generar la explosión de la batería.
    C. NO desarmes el teléfono si careces de conocimiento técnico para hacerlo, no lo arreglarás sino todo lo contrario. Además estos equipos tienen en su interior elementos químicos que pueden ser dañinos a tu salud si se manipulan de manera inadecuada.
    D. A menos de que el teléfono haya caído en el wáter y necesites desinfectarlo, procura NO limpiarlo con alcohol. Este es un disolvente y puede dañar los delicados componentes y adhesivos del aparato. 

    La pantalla del teléfono se rompió

    Hay diferentes tipos de pantallas, unas más resistentes que otras, pero cualquiera de ellas puede sufrir un impacto que comprometa su buen funcionamiento. Si se trata de una fractura menor que no interfiere en su capacidad táctil o visual, te sugerimos colocarle una pantalla protectora. Son muy económicas y las hay para cada modelo de celular. Por nuestra experiencia personal, sé que cumplen muy bien con su objetivo. Si el resquebrajamiento es mayor y el smartphone no trabaja como debe ser, primero chequea la garantía, si está asegurado intenta hacer el reclamo, de lo contrario llévalo al experto.

    El celular no prende

    Existen muchas razones por las cuales un celular luce incapacitado para iniciar su marcha, es decir, aunque no se ha caído ni mojado, no enciende por más que lo intentemos. Pero antes de darlo por muerto totalmente, realiza unas pequeñas pruebas a ver si responde. El sistema operativo puede estar congelado. Trata de apagar y prender tu celular. Separando la carcasa trasera de la parte delantera del dispositivo, extrae la batería, colócala de nuevo y enciende el aparato. En caso que tu celular sea unibody (no se separan la carcasa trasera de la delantera), averigua en el manual o busca apoyo técnico. Es importante saber que cada modelo tiene un método de encendido de emergencia. Por ejemplo, el Sony Xperia ion se inicia apretando el botón de encendido al mismo tiempo que se baja el volumen por unos breves instantes. Trata de enterarte cómo funciona ese mecanismo en tu celular, bien sea en el manual o preguntando en la compañía fabricante. Por otra parte, si tienes mucho tiempo que no cargas la batería de tu celular, es probable que la energía eléctrica se haya agotado hasta el límite de su reserva y necesita de una recarga completa para funcionar. Si tu aparato sigue sin trabajar llévalo al distribuidor autorizado. Probablemente un cambio de batería sería la solución. De no ser así, quizá necesite una revisión más profunda por un técnico especializado.

    1. About.com
    2. About en Español
    3. Celulares
    4. Trucos y consejos
    5. Guía para resolver problemas con tu celular (I)

    ©2014 About.com. Todos los derechos reservados.